Atentado en café de Bagdad

Reuters | Frontera Informativa | Bagdad

Un atacante suicida que conducía un minibús hizo estallar sus explosivos el domingo fuera de un café en un distrito mayormente chií de la capital de Irak, causando la muerte de al menos 38 personas, dijeron policías y fuentes médicas.

Previamente en el día, la policía dijo que unas 12 personas fallecieron con una serie de ataques suicidas con bomba contra personal de seguridad y edificios del Gobierno.

La violencia en Irak, que se había reducido desde el punto álgido de las luchas sectarias del 2006 y el 2007, está intensificándose nuevamente y más de 7.000 civiles han perdido la vida en ataques este año, de acuerdo al grupo de seguimiento Irak Body Count.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad por ninguno de los atentados, pero los chiíes son considerados como apóstatas por los militantes islamistas suníes cuya campaña insurgente ha revivido este año.

La explosión del domingo por la tarde se produjo en el vecindario Amil de Bagdad.

“El café estaba lleno de personas que miraban un partido de fútbol y otros fumaban la pipa de agua cuando un minibús se subió hasta la acera y explotó cerca de la entrada del local”, dijo Ali Mahdi, un policía cuya patrulla estaba estacionada en cerca del lugar.

Las tensiones sectarias en Irak y en Oriente Medio se han exacerbado por la guerra civil en Siria, que ha atraído a suníes y chiíes de varias partes de la región para participar en el conflicto.

Anuncios