Colombia

El punto de ‘inflexión’ de los diálogos de paz

El punto de ‘inflexión’ de los diálogos de paz

El próximo miércoles el Gobierno y la guerrilla de las Farc se volverán a sentar a la mesa de diálogo a discutir el segundo punto de la agenda pactada, la participación política de la guerrilla. Sin embargo, se acerca una fecha clave en el proceso de paz, el 18 de noviembre, día en que se cumple un año de haber iniciado las conversaciones.

El presidente Juan Manuel Santos ha enfatizado en que antes de esa fecha la mesa debe arrojar nuevos resultados, como el que ya se logró, “un acuerdo sobre el modelo agrario que necesita el país”, sin embargo, la negociación es dura y no hay seguridad de que en el próximo ciclo se logren resultados en el segundo punto de la agenda.

Santos se refirió al proceso, el pasado sábado, desde la Cumbre Iberoamericana de Mandatarios, y dijo que a este se le podían dar dos miradas: “Por un lado, uno puede ver el vaso medio lleno, en el sentido de que nunca antes, en ningún intento con las Farc, habíamos avanzado tanto en temas de gran complejidad, pero al mismo tiempo llevamos demasiado y quisiéramos avanzar más rápidamente”, afirmó el jefe del Esato. 

Así mismo, aceptó haber creído, desde que se hicieron públicos los diálogos con la guerrilla, que la negociación se podía haber evacuado en un solo año.

Según el analista Armando Estrada Villa, esta actitud del Presidente no fue realista “pues ya está admitiendo que el Gobierno no puede llegar a acuerdos definitivos con las Farc este año. Este año no tendremos la firma de un acuerdo, porque faltan cinco puntos y el punto que aparece aprobado tiene muy poco de sustantivo, pues en él faltan acuerdos sobre el latifundio y explotación minera”.

Cabe recordar que hace poco el presidente Santos le planteó al Partido de La U tres escenarios frente al proceso de paz. El primero, romper las negociaciones, el segundo, suspenderlas hasta después del proceso electoral, y el tercero, continuar con ellas hasta el final lo que podría sugerir que el Gobierno está pensando en distintas alternativas frente a la lentitud con la que avanzan las negociaciones. 

Para Villa, un proceso no se puede hacer de la noche a la mañana, pues los negociadores tienen posiciones disímiles y muy difíciles de reconciliar. “Desde el principio del proceso las Farc dijeron que esta no era una ‘negociación exprés’, el Gobierno intentó presionar, pero pese a los esfuerzos no logró su objetivo”, explicó el experto.

La presión sigue aumentando frente al proceso y el Gobierno exige resultados, Villa no se atreve a decir si los diálogos se romperán o no, pero advierte que las dos partes están en posiciones completamente alejadas.

En el ciclo que comienza el miércoles las dos delegaciones deberán hacer un esfuerzo por aumentar el ritmo de la negociación pues como lo advierte el Gobierno, entre más tiempo pasa, los colombianos más se decepcionan del diálogo.

Según se conoció, en el próximo ciclo proponen negociar sin descanso y crear subcomisiones para la discusión de los puntos álgidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s