Estudiantes ondean banderas en Ucrania

Reuters | Frontera Informativa | Kiev 

El Gobierno ucraniano dijo que no atacará a los separatistas prorrusos durante el fin de semana de Pascua y Estados Unidos amenazó a Moscú con nuevas sanciones si no logra persuadir a los militantes para que se rindan.

El Kremlin niega tener el control sobre los hombres armados que quieren que las regiones orientales sigan a Crimea y sean anexionadas a Rusia.

Moscú reprendió a Washington por tratar a Rusia como un “estudiante culpable” tras concordar en Ginebra el jueves en que los militantes ucranianos deberían desarmarse y abandonar los edificios ocupados.

El Gobierno de Ucrania, carente de fuerzas efectivas, ha mostrado pocas señales de intentar recuperar la decena de municipios, estaciones policiales y otros edificios capturados en las últimas dos semanas, pese a proclamar el lanzamiento de una “operación antiterrorista”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores prometió “la suspensión de la fase activa de la operación antiterrorista” entre una lista de iniciativas gubernamentales para calmar la crisis emitida durante la noche del viernes.

Una portavoz del servicio de seguridad estatal SBU dijo el sábado que la suspensión “se vincula a la implementación del acuerdo de Ginebra y las festividades de Pascua”.

“La operación antiterrorista fue puesta en espera durante la Pascua y no utilizaremos la fuerza contra ellos en este momento”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Andriy Deshchytsia, según citas publicadas el sábado por la cadena británica BBC.

Separatistas en pie firme

El viernes, los líderes separatistas dijeron que la firma de Rusia en el acuerdo de Ginebra no era una obligación para ellos. Moscú niega las afirmaciones de Occidente de que tenga el control sobre los activistas ucranianos.

Tras semanas de amargas recriminaciones mutuas, Vladimir Putin abrió una posibilidad de mejorar las relaciones con Occidente el sábado, aunque el presidente ruso dejó claro que depende de las concesiones que hagan sus adversarios respecto a la crisis sobre Ucrania.

Rusia niega que esté preparando una invasión, pese a acumular miles de tropas en las fronteras. El sábado, un portavoz del Kremlin dijo que los soldados en la frontera eran una medida cautelar contra posibles olas de violencia y no para intervenir en Ucrania.

Anuncios