Región

Corpocaldas determina causas de la emergencia invernal del 19 de abril

Emergencia invernal

El consejo directivo de la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) se reunió con el fin de realizar un análisis sobre las causas que ocasionaron los deslizamientos en Manizales y Villamaría el 19 de abril después de la caída de intensas lluvias. Además,  para proponer acciones de disminución y manejo del riesgo.

Según el informe de Corpocaldas, la tragedia que dejó como saldo 37 barrios afectados y 317 puntos críticos indica que nunca en la historia de la ciudad, en una sola noche de lluvias, se había causado un daño tan amplio (en menos de seis horas cayeron 156 milímetros).

Al respecto el gobernador (e) de Caldas, Ricardo Gómez Giraldo, manifestó que la situación debe enfrentarse con acciones normativas, educativas y sobre todo con ejecución de obras de mitigación. Según el mandatario, la Corporación es la llamada a ejecutarlas, puesto que ninguna de las obras que la entidad ha realizado falló tras la emergencia.

El funcionario agregó que al Departamento llegarán por lo menos 100 mil millones de pesos para trabajos de estabilización, de los cuales ya se cuenta con 30 mil millones de un crédito que facilitó la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter).

Por su parte, el director de Corpocaldas, Juan David Arango Garther, puntualizó que las principales causas de los deslizamientos se deben a la disposición de basuras en laderas, al sobrepastoreo, a canalizaciones subterráneas, a aguas domiciliarias que se entregan en media ladera y a otras situaciones que determinan más de 300 puntos críticos.

Arango Garther añadió que se deben invertir inmediatamente y a corto plazo 60 mil millones de pesos en obras de contención de laderas y más de 100 mil millones de pesos para encauzar microcuencas. Todo esto, sin contar con la necesidad económica de construcción de por lo menos mil 200 viviendas nuevas que requieren ser reubicadas.

Los funcionarios concluyeron que además de las obras de ingeniería civil y bioingeniería se requiere que las autoridades municipales tengan la capacidad de identificar el riesgo. Y, sobre todo, la capacidad de controlar el uso del suelo, avanzar en la expedición de los llamados Planes de Ordenamiento Territorial Inteligentes, identificar y declarar distritos de conservación del suelo, pensar en zonas o áreas de expansión con menos dificultades topográficas, entre otras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s