Donald Trump

AFP | Frontera Informativa | Washington

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se puso de nuevo a la defensiva ante otra polémica por sus contactos con Moscú.

El presidente estadounidense Donald Trump se defendió de la acusación de haber pasado información secreta a Rusia, alegando que tiene el “derecho absoluto” a compartir datos reservados de inteligencia, en un caso que escandaliza incluso a sus aliados en el Congreso.

“Como presidente quise compartir con Rusia (en un evento abierto de la Casa Blanca), como es mi derecho absoluto, hechos sobre terrorismo y seguridad aeronáutica”, escribió Trump en una serie de tuits.

Además, expresó el presidente, quería que “Rusia aumente de forma importante su participación en la lucha contra el EI (Estado Islámico) y el terrorismo”.

Desde la tarde del pasado lunes, Trump se encuentra en el centro de un escándalo de alcance imprevisible por denuncias de haber traspasado al canciller ruso información de inteligencia que era considerada en el grado máximo de reserva.

La semana pasada, recibió en el Salón Oval al canciller ruso, Serguei Lavrov, y de acuerdo con reportes de varios medios, en esa conversación Trump mencionó que el EI planeaba ataques a Estados Unidos utilizando computadoras portátiles en vuelos.

Según altas fuentes del gobierno, esa información fue ofrecida a Estados Unidos por un aliado con la condición de no traspasarla a nadie, ni siquiera a otros países aliados, para no exponer a la fuente.

Durante una ceremonia junto al presidente turco, Recep Tayip Erdogan, Trump afirmó que “tuvimos una exitosa reunión con el ministro ruso de relaciones exteriores”, pero no ofreció ningún otro detalle.

Conversación apropiada

En una tentativa por disipar las sospechas, el asesor presidencial de Seguridad Nacional, el general Herbert McMaster, negó ayer que Trump haya dicho nada “inapropiado” a Lavrov, y reiteró que las denuncias se apoyan en una historia “falsa”.

“De ninguna manera el presidente mantuvo una conversación inapropiada o que haya resultado en cualquier forma en una exposición de la seguridad nacional”, dijo McMaster.

No obstante, el asesor presidencial admitió que Trump no había sido informado que la fuente de esa información sobre seguridad aeronáutica era extraordinariamente sensible.

Información secreta

La información secreta que el presidente de EE.UU, Donald Trump, compartió con el Gobierno de Rusia la semana pasada fue aportada por Israel, informó ayer The New York Times.

El periódico basó su información en datos aportados por funcionarios y exfuncionarios conocedores de la forma en la que Estados Unidos obtiene ese tipo de informes.

Según el Times, la posibilidad de que EE.UU haya compartido información tan delicada con Rusia puede llegar a perjudicar la relación que existe entre Washington y Jerusalén.

El diario recordó que Irán, uno de los principales enemigos de Israel, es uno de los aliados más estrechos de Rusia en Oriente Medio.

Anuncios