El Papa Francisco deja Brasil tras visita que revitaliza a los católicos

El Papa Francisco saludo a la multitud tras el vía crucis en Río de Janeiro

Reuters | Frontera Informativa | Río de Janeiro

El Papa Francisco se despidió el domingo de Brasil después de un maratón de misas que atrajeron a más de tres millones de fieles y electrizaron a una Iglesia Católica mancillada por la pérdida de fe y los escándalos.

Con su discurso humilde y su marcado compromiso social, el pontífice argentino de 76 años entusiasmó esta semana a los participantes de la Jornada Mundial de la Juventud, un festival religioso que convocó a fieles de todo el planeta hasta Río de Janeiro.

“Gracias por la acogida y la calidez de la amistad que me han demostrado”, dijo antes de subir al avión de Alitalia que lo llevará de regreso a Roma.

“En este momento comienzo a sentir un inicio de saudade”, dijo usando una expresión en portugués que hace alusión a la nostalgia. “Saudade de Brasil, este pueblo tan grande y de gran corazón; este pueblo tan amigable”.

El primer viaje internacional de Francisco desde su elección en marzo buscaba revitalizar a un rebaño disminuido por culpa del secularismo, la competencia de las religiones evangélicas y el desencanto por los abusos sexuales.

Y el Vaticano está satisfecho con el resultado.

En su última misa ante más de tres millones de personas que inundaron el domingo la playa de Copacabana, Francisco lanzó una ofensiva de evangelización para volver a llenar las iglesias.

“Queridos jóvenes, cuando vuelvan a sus casas, no tengan miedo de ser generosos con Cristo, de dar testimonio del evangelio”, dijo el Papa en su sermón.

Francisco, el primer Papa latinoamericano de la historia, reconoció el sábado que los fieles están abandonando la Iglesia y pidió al clero tener el coraje de adentrarse en la periferia para llegar hasta los más pobres y necesitados. Dijo también que la Iglesia necesita renovar su mensaje, pues muchos la ven como una “reliquia del pasado”, sin respuestas para los problemas de hoy.

Los desafíos de la Iglesia son patentes incluso en Brasil, el país con más católicos del mundo pero donde el número de fieles ha caído dramáticamente en las últimas décadas ante el avance de la secularización y los evangélicos, además de la decepción por los escándalos sexuales y financieros en el Vaticano.

Y antes de volar de regreso a Roma en la tarde del domingo, Francisco quiso asegurarse que los jóvenes habían entendido el recado.

“La experiencia de este encuentro no puede quedar encerrada en su vida o en el pequeño grupo de la parroquia, del movimiento o de su comunidad”, dijo. “Sería como quitarle el oxígeno a una llama que arde”.

“La Iglesia necesita de ustedes, del entusiasmo, la creatividad y la alegría que les caracteriza”, añadió.

Entre las personalidades que viajaron a Río de Janeiro para participar de la última misa de Francisco estaba la presidenta brasileña Dilma Rousseff, la argentina Cristina Fernández y el boliviano Evo Morales.

Durante una visita a una favela de Río de Janeiro, el Papa exhortó a los ricos a hacer más por disminuir la desigualdad social y ante un teatro repleto de autoridades brasileñas pidió una política menos elitista, más humanista y abierta al diálogo.

Y en otra gigantesca misa en la noche del sábado en la playa de Copacabana instó a los jóvenes a vencer la apatía y salir a las calles para exigir un mundo mejor, sumándose simbólicamente a las protestas contra la corrupción y el mal gobierno que han estremecido recientemente Brasil y otros rincones del planeta.

Al final de la misa del domingo, el Papa Francisco anunció que la próxima Jornada Mundial de la Juventud sería realizada en el 2016 en la ciudad polaca de Cracovia, la tierra de Juan Pablo II.

Papa Francisco quiere reunirse con jóvenes argentinos durante viaje a Brasil

Papa Francisco4

EFE | Frontera Informativa | Río de Janeiro

El papa Francisco, que esta semana encabezará en Río de Janeiro la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), pidió un encuentro con representantes de la delegación argentina que acude al evento católico, aseguró el alcalde esa ciudad brasileña, Eduardo Paes.

“La Iglesia Católica me informó hoy del deseo del papa de encontrar un lugar para realizar un encuentro con los jóvenes argentinos, pues al final de cuentas el papa es argentino y allá estaba su sede episcopal”, señaló Paes a periodistas.

La Alcaldía de Río de Janeiro contempla como uno de los locales probables del encuentro el Terreirao do Samba, un amplio espacio en el centro de la ciudad utilizado por grupos folclóricos con capacidad para recibir 15.000 personas.

El pedido del Vaticano fue transmitido a la administración municipal por parte del arzobispo de Río de Janeiro, Orani Tempesta.

Además del encuentro con los jóvenes argentinos, la agenda sufrió el viernes cambios con la inclusión de un recorrido del pontífice, este lunes, en el “papamóvil” por las calles del centro de Río de Janeiro, partiendo de la catedral de la ciudad.

Paes destacó como “positivo” la “cierta imprevisibilidad” del pontífice con los cambios en su agenda.

“Por el estilo del papa, que considero muy interesante, debemos prepararnos”para otros eventuales cambios de la agenda, resaltó el alcalde.

Francisco será recibido en el Palacio Guanabara, sede del Gobierno regional, por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff; el gobernador, Sergio Cabral, y el propio Paes en una recepción que según la estatal Agencia Brasil costará 850.000 reales (unos 379.464 dólares).

El alcalde adelantó que para la recepción fueron invitados deportistas como Neymar, delantero de la selección brasileña y del FC Barcelona de España, que no confirmó todavía su presencia; el exbaloncestista Oscar, que recientemente pasó por una cirugía en el cerebro para extirparle un tumor, y los exfutbolistas Pelé y Zico.

El presidente Santos invita al papa Francisco a visitar Colombia

Presidente Juan Manuel Santos

EFE | Frontera Informativa | Ciudad del Vaticano

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha invitado al papa Francisco a visitar el país, informó hoy la embajada de Colombia ante la Santa Sede.

Fue el embajador colombiano Germán Cardona Gutiérrez el encargado de comunicar hoy al pontífice la invitación, en la recepción papal a los representantes diplomáticos de los 180 estados que mantienen relaciones con la Santa Sede.

“Durante la ceremonia, el embajador de Colombia, Germán Cardona Gutiérrez, informó al papa Francisco sobre la carta que le hizo llegar del presidente Juan Manuel Santos, invitándolo oficialmente a nuestro país”, señaló la legación en una nota.

En la carta, añadió el comunicado, Santos escribe al papa: “Nada nos daría más gozo a tantos millones de colombianos que profesamos la fe católica que contar son su visita, antes o después de la Jornada Mundial de la Juventud, en el sitio de nuestro país que le sea más conveniente”.

La Jornada Mundial de la Juventud se celebrará a finales de julio en Río de Janeiro y se espera la presencia del pontífice en el evento.

En la misiva, Santos señala que, “más que un mensaje oficial del Gobierno, es un mensaje de todo el pueblo católico colombiano que ha recibido con alegría y esperanza su elección como sumo pontífice”.

También subraya la determinación de su Gobierno de “intentar una solución dialogada del conflicto interno armado” y que, con el apoyo de la Iglesia Católica, las palabras y bendición del papa “serían el mayor aliciente para seguir adelante, con fe y esperanza, en un proceso que no solo traerá paz a nuestro país, sino al continente entero”.